VIAJE INTERIOR

EL EFECTO PIGMALION
“Profecía de la auto-realización personal”

“La profecía que se autorrealiza es, al principio, una definición «falsa» de la situación que despierta un nuevo comportamiento que hace que la falsa concepción original de la situación se vuelva «verdadera».” Robert K. Merton

El poeta romano Ovidio nos narra en su Libro X de “Las Metamorfosis”, el mito de Pigmalión. Éste era un rey de Chipre, además de un magnífico escultor, que permaneció soltero hasta que decide crear una bellísima escultura de la mujer más perfecta jamás imaginada. Es tan hermosa, que se enamora perdidamente de su obra, la nombra “Galatea”, la viste, la visita todos los días y la convierte en su objeto de adoración, y en un festival en honor de Afrodita le ruega que le dé la vida. La Diosa cumple sus deseos, y Galatea se convierte en una mujer de carne y hueso, se casa con el Rey y tienen descendencia.

Este mito se utiliza en el ámbito educativo, para explicar cómo las ideas y concepciones que tengan los maestros de sus alumnos, influyen en el rendimiento escolar de los mismos, y se hizo evidente en un experimento realizado por el profesor de psicología Robert Rosenthal en colaboración con la directora de una escuela, Lenore Jacobson.

Ellos aplicaron una prueba de inteligencia a varios grupos de niños de primer a sexto grado, dividieron a los niños en dos grupos al azar y le dijeron a la maestra del primer grupo que tenía a su cargo estudiantes de coeficiente normal; a la del segundo grupo, le indicaron que sus estudiantes estaban situados por encima del promedio de inteligencia, por lo cual se podían esperar resultados notables en su desarrollo académico, pero ésta diferencia no era en realidad cierta, ni la prueba aplicada podía prever resultados académicos.

Al final del año volvieron a aplicar la prueba a todos los alumnos, y el resultado fue que los niños del grupo descrito como de coeficiente intelectual alto, habían mejorado mucho más su rendimiento que el otro grupo.

Las conclusiones del estudio explican que aunque los dos grupos tenían las mismas capacidades, si los profesores creían que un alumno era bueno, le estimulaban más a través del lenguaje no verbal, le ponían más retos, le daban más retroalimentación y más refuerzos positivos ante los resultados.

El Efecto Pigmalión también se usa para explicar cómo las ideas o expectativas que tengamos sobre nosotros mismos nos llevan a cumplir nuestro destino, al atraer a nuestra vida las personas o acontecimientos que cumplan los requisitos de nuestras propias “profecías”.

Como lo explica el sociólogo Robert K. Merton, “una predicción que, una vez hecha, es en sí misma la causa de que se haga realidad”.

El ser humano es la suma de muchos factores; su historia familiar, las influencias de las personas con las cuales interactuamos a lo largo de nuestra vida ( maestros, amigos, jefes, colegas, familiares, etc) y por supuesto su visión del mundo, sus pensamientos, ideas y emociones, y a través de la alquimia de todos éstos elementos construimos quienes somos y cómo respondemos ante las circunstancias de la vida. Este resultado determina qué elecciones tomamos, qué camino elegimos, y al final, condiciona nuestra propia felicidad.

Entender la influencia que tienen las personas que nos rodean sobre nosotros, y viceversa, hacer conciencia de cómo nos afectan las historias personales y manera de ver el mundo de los otros para nuestra propia vida, es un punto de partida para poder escoger qué queremos en nuestra vida de todo ese mundo de influencias que recibimos a diario, y a su vez, tomar conciencia de la forma como estamos afectando la vida de aquellos que nos rodean especialmente el caso de los niños, y mucho más cuando somos figuras de autoridad como Padres y Maestros.

“Somos aquello que pensamos”; si nuestros pensamientos giran en torno a la negatividad, el fracaso, la baja autoestima o los errores que hemos cometido en la vida, atraeremos a nuestra vida las personas y acontecimientos que confirmen esos mismos pensamientos, y el círculo vicioso nunca podrá cambiar.

Si traemos a la conciencia el origen de éstos pensamientos negativos, si descubrimos como detectives que intentan resolver un crimen dónde está el comienzo de la cuerda que nos hace movernos de nuestro camino como hilos invisibles de una marioneta, es posible que logremos cambiar un destino negativo, de fracasos, de infelicidad, por uno donde seamos capaces de cumplir nuestros sueños y disfrutar lo que la vida nos da, y además cambiar la vida de los que nos rodean al evitar transmitir la negatividad de nuestra propia mente.

Las personas que tenemos algún tipo de autoridad sobre otras, como es el caso de padres, maestros y jefes, tenemos la responsabilidad de conocernos interiormente, reconocer nuestras virtudes y defectos, avanzar y crecer como personas, para que la influencia que podamos ejercer sea la mejor posible, y podamos contribuir de manera positiva al desarrollo personal de aquellos que nos rodean .

¿Hacia dónde queremos ir en nuestra vida? De las expectativas e ideas que tengamos al respecto de nuestro futuro dependen los resultados que podemos obtener, y aquí hay que tener en cuenta la fuerte influencia que ejercen los contenidos del inconsciente, al actuar como hilos invisibles que nos mueven de un lado a otro del camino.

Yo creo que todos tenemos la capacidad de ser Pigmalión, podemos ser nuestros propios escultores creando una obra en particular que se llama nuestra propia Vida, en la que podamos poner las mejores virtudes, sueños, pensamientos, ser los pintores que le dan colorido, cuando escogemos nuestros pensamientos y desechamos todas aquellas influencias que no nos sirven para cumplir nuestras metas personales y nuestros sueños.

Una vez creemos nuestra Profecía, no nos olvidemos de pedir a la “Diosa del Amor” que bendiga nuestra creación, y recordemos siempre que la Voluntad es la fuerza más poderosa que existe en la naturaleza, cuando tenemos claro cual es la meta que queremos alcanzar.

Marcela Salazar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s