TERAPIA DE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

CUANDO LAS COSAS SE DESORDENAN EN LA VIDA: ORDENES DEL AMOR

La práctica:

Hace años tuve la oportunidad de asistir a una sesión grupal de la terapia creada por el psicoterapeuta alemán Bert Hellinger, llamada “Terapia de las Constelaciones Familiares”, que me dejó asombrada por su desarrollo y conclusiones. El paciente, que no se encontraba presente, era el padre de una amiga médica que sufría hace meses de una depresión severa.

En ésta terapia se hace una representación de la persona y quienes lo rodean en su círculo familiar, y se analizan la interacciones entre los miembros de la familia o círculo que tienen influencia sobre la persona afectada. En éste caso, se observó que éste hombre había sufrido mucho por la muerte reciente de su hermano, a quién seguía muy atado emocionalmente, hasta el punto de sentir “Me quiero morir con él, la vida no tiene sentido sin él”.

Este apego lo tenía en un estado emocional tan triste, que no quería comer, no volvió a trabajar, a duras penas se levantaba de la cama, y su vida se apagaba lentamente. En el desarrollo de la terapia, se hace consciente la unión que hay entre los dos hermanos, se ayuda al hermano vivo a hacer la despedida de su hermano muerto, a reconocer que ése era su destino, pero que él mismo sigue vivo y tiene toda una vida por delante, y se pone cada uno en el lugar que le corresponde.

Todos los participantes quedamos impactados por la fuerza de los sentimientos representados, por el amor fraternal que se evidenciaba, pero más sorprendidos quedamos a la sesión de la siguiente semana, cuando nuestra amiga nos contó el cambio que había sufrido su padre: un día se levantó, se afeitó, lució sus mejores ropas y salió a caminar por la ciudad, recuperando poco a poco su vida normal y descubriendo nuevamente la alegría de vivir.

Cómo éste, pude evidenciar el desarrollo de casos tan diferentes como el de una persona secuestrada, una mujer con una enfermedad auto-inmune, o el cáncer de un niño pequeño, todas historias que se resolvieron favorablemente después de realizar ésta terapia.

La teoría:

El término “Constelación familiar” viene del médico y psicoterapeuta Alfred Adler (1870-1937) que la usó para explicar la posición de los miembros de una familia con relación a su edad y rol dentro de ella, y aunque existen otras referencias a ésta terapia en Norteamérica, fue realmente Bert Hellinger quién le dio forma y se dedicó a estudiar desde la visión Sistémica las implicaciones que tienen en nosotros las historias vividas por nuestros antepasados, y cómo muchas veces repetimos patrones emocionales o situaciones de vida inconclusas de los miembros de nuestra familia.

Hay situaciones de la vida que desordenan el esquema familiar, como las muertes violentas o tempranas, los abortos, las violaciones, los asesinatos, los crímenes, las circunstancias donde un miembro de la familia es excluido del sistema, y en generaciones posteriores se intenta compensar infructuosamente esos eventos dolorosos cuando un descendiente se “solidariza” por amor con el miembro de la familia víctima de una de éstas situaciones.

Leyes implícitas en el Sistema Familiar:

1. Derecho de pertenencia:
Todos los miembros de una familia, tienen el mismo derecho de pertenencia a ella, sin importar sus circunstancias de nacimiento o vida, ni su manera de actuar, porque el sistema familiar se rige por las leyes del amor y no del juicio. Esto particularmente es importante en el caso de hijos que nacen fuera del matrimonio, niños abortados, escondidos o dados a otra persona y personas que de alguna forma han trasgredido las leyes de la sociedad o han causado daño al sistema familiar (y son declarados culpables). Estas personas se llaman excluidos, y en generaciones posteriores pueden convertirse en el origen de muchos problemas cuando un miembro de la familia se identifica con el dolor de la exclusión y busca compensarlo de alguna forma (enfermedad, sufrimiento, fracaso…) repitiendo la historia del antepasado o recreando el dolor.

2. Ley de Jerarquía :
En una familia existe una jerarquía de acuerdo al tiempo de pertenencia a la misma. Quiere decir que los que estuvieron ahí antes tienen primacía sobre los que vinieron después, (antes que los hijos están los padres y el primogénito está antes de los hijos que nacieron después) y de esta manera cada miembro de la familia tiene su propio lugar.

Nadie puede, ni debe, disputarlo, y cualquier desorden en ésta jerarquía genera trastornos que afectan a las generaciones posteriores.

Esto también se aplica para el caso de personas que tienen varias relaciones de pareja, donde tiene prioridad la más antigua, especialmente cuando hay hijos de esa unión.

Mejor yo que tú: violación del orden jerárquico:
El amor de un hijo por sus padres es tan grande, que su inconsciente lo lleva a sacrificarse, a decir “prefiero enfermar o morir yo que tú, “prefiero sufrir yo que tú”, “prefiero fracasar yo que tú” y con la mejor voluntad transgrede el orden jerárquico intentando compensar o corregir algo que no le corresponde, y a la larga creando más caos y dolor en su propia vida.

Es el caso de un hijo que toma el lugar del padre ausente, pero que al ocupar el lugar virtual de esposo de su madre y padre de sus hermanos no deja espacio en su vida para crear su propia familia, fracasando en su relación de pareja y su propio rol en la paternidad.

Esta trasgresión del orden se hace con la mejor intención, pero siempre está condenada al fracaso, a generar más dolor y tragedia, y esto se evidencia en las Constelaciones Familiares cuando se observan las consecuencias en forma de enfermedad, dolor, muerte, divorcios, secuestros, depresiones y tantas cosas que afectan a las personas hoy en día y que al indagar, su origen está en el desorden de una generación anterior, y se conoce como Implicación sistémica.

3. Ley del equilibrio entre el Dar y el Recibir:

En una relación o intercambio entre dos o más personas es necesario que exista un determinado equilibrio entre lo que se da y lo que se toma, y está determinado por el tipo de relación. Por ejemplo, en una relación de pareja el intercambio tiene que ser por igual porque la relación es horizontal, y si uno de los miembros de la pareja da más de lo que el otro puede dar, la relación se pone en peligro. En el caso de los padres e hijos, siempre serán estos últimos los que reciben más, y como no pueden devolver a sus padres se sienten con la necesidad de dar al mundo lo recibido ( en sus propios hijos o en forma de proyectos por ejemplo).

Poner cada cosa en su lugar:

Hacemos parte de un Sistema, lo queramos o no, nos sintamos parte de él o no.

Tenemos una familia de origen que no solamente nos heredó sus genes, sus costumbres o posesiones materiales, sino que su historia y las interacciones entre sus miembros nos afectan de manera real en nuestra vida actual, en nuestras emociones, nuestra forma de pensar, en la manera como nos enfrentamos a las situaciones de la vida y a las decisiones que tomamos día a día.

Por mucho que intentemos alejarnos de ésta familia de forma mental o física, en lo profundo de nuestro inconsciente están sembrados los esquemas que la definen, y que estarán con nosotros manejando nuestra vida como los hilos de una marioneta allí donde vayamos, hasta que los hagamos conscientes y descubramos su origen.

Descubrir cada una de las implicaciones de nuestro Sistema Familiar, sacar a la luz a los excluidos, encontrar quién está ocupando el lugar equivocado es un primer paso.

El desorden en el sistema familiar crea caos, dolor, problemas… Lo que busca ésta terapia, mirando a través de la lente del Amor y no del juicio, es poner a cada uno en su lugar, darle sentido a su dolor, respetar su destino, honrar su posición en el sistema y agradecer todo lo que recibimos de parte de cada uno de nuestros ancestros, al sacar a la luz el origen de los problemas que afectan nuestra vida en la actualidad y que están relacionados con nuestra historia familiar.

Haciendo conciencia de nuestro pasado emocional, somos más capaces para enfrentarnos a los retos que la vida nos pone en la actualidad, y más efectivos para gestionar las emociones que nos llevan a tomar decisiones que afectan nuestra felicidad y nuestro futuro.

Marcela Salazar

Bibliografía y Referencias:

1. http://www2.hellinger.com/es/home/las-constelaciones-familiares/las-constelaciones-familiares-un-resumen

2. http://www2.hellinger.com/es/home/bert-hellinger/bert-hellinger/

3. Los ordenes del Amor, Bert Hellinger, Ed. Herder

2 comentarios sobre “TERAPIA DE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s